Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo 2018. ¡Fuera la explotación infantil y juvenil del trabajo!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Descargar cartel en pdf

Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo 2018

¡Fuera la explotación infantil y juvenil del trabajo!

De acuerdo con los últimos datos en los que hay muchos niños/as que trabajan con/ sin contratos en precario ( 541 millones
de 15 a 24 años, por la edad legal permitida según los países). También hay 37 millones que son menores de edad
y que están siendo explotados ,como el caso de iqbal Masip paquistaní, en las peores condiciones, retrotrayéndonos a
siglos pasados.
Debemos ir a un trabajo decente en el que estos/as jóvenes que no pasan la edad ni la formación para trabajar sean
requeridos en el mercado laboral y productivo cuando su madurez biológica, social y laboral sea la adecuada.
En ellos se acumula la vulnerabilidad psicológica junto al no desarrollo evolutivo y físico adecuado para llevar estas
tareas. Estos trabajos que pertenecen a los” mini jobs”, a los empleos por horas, por largas jornadas de 10 o más horas
con muchas horas extras impagadas, etc… de fuente de accidentes de trabajo y taras de desarrollo personal y social.
Entre los objetivos de nuestro Sindicato está la formación y educación de estos/as jóvenes hasta las edades adecuadas
para trabajar en el mercado laboral con un desarrollo sostenible para toda la sociedad y la protección a los más
desfavorecidos.

Por eso, nuestros objetivos para este año electoral son:

1º/ Regular el trabajo de los /as jóvenes en la edad mínima de 16 años con unos contratos adecuados que contemplen
un mínimo de formación y otra parte de práctica supervisada y pagada con un salario digno.
2º/ Proteger a los niños/as explotados/as que provengan de otros países y civilizaciones adaptando sus derechos a la
normativa más progresista.
3º/ Contemplar los casos de los colectivos estigmatizados por las diferentes circunstancias de su orientación sexual,
racial, cultural o étnica, ayudando a su integración y desenvolvimiento integral de su persona y personalidad.
4º/ Recuperar la inversión en los planes e inversiones en formación y Salud Laboral Integral que nos puedan hacer
revertir esta tendencia en penalizar los presupuestos de los distintos órganos institucionales y empresariales.
5º/ Proponer una dignificación de las condiciones económicas que nos lleven a valorar el trabajo bien hecho , digno
y “decente”.

En definitiva, con el lema de nuestra campaña de este año debemos reclamar que :

¡NO JUEGUES CON TU SALUD LABORAL!

¡EJERCE TUS DERECHOS, TU VIDA ESTÁ EN JUEGO!