USTEA CRITICA QUE EL MUSEO IBERO DE JAEN SE INAUGURE SIN RPT APROBADA, SIN PERSONAL.

COMUNICADO DE PRENSA

Ustea critica que la apertura del Museo Íbero se vaya a hacer sin haber contratado al personal

El sindicato USTEA ha llevado a la Comisión de Convenio, máximo órgano de negociación del personal  laboral de la Junta, del pasado viernes 1 de diciembre la falta de cobertura de plazas del Museo de Ibero de Jaén, de inminente inauguración.

Para el próximo 11 de diciembre se anuncia oficialmente la apertura de este centro con una RPT de 36 nuevos puesto​s de trabajo que no ha pasado por la Subcomisión de Valoración y Definición de Puestos de Trabajo como es preceptivo. Hace un año, y en la reunión de la Subcomisión de Cultura del 21 de diciembre de 2016, USTEA pidió información al respecto.

A pesar de tratarse de un compromiso de apertura asumido por la Junta desde hace más de un año, se han venido acumulando retrasos injustificados. Así, el Decreto de creación del centro (D.156/2017, de 3 de octubre) no incluía la Relación de Puestos de Trabajos para cubrir las mínimas necesidades de tan importante museo llamado a ser referente de la Protohistoria europea.

“La administración andaluza se comprometió públicamente, en su momento, a abrir el museo con 36 puestos de trabajo, tanto laborales como funcionarios”, declara el sindicato: “Ahora nos dice que no puede dotarlos con empleados públicos hasta que esté operativo el próximo presupuesto 2018”.

Mientras tanto, sólo se piensa abrir el público el centro con una exposición temporal a cargo de personal externo. Todo esto revela la falta de compromiso de la Junta con el servicio público y el patrimonio histórico andaluz. En este sentido, USTEA recuerda que Andalucía es la segunda comunidad española en externalizar servicios públicos a través de las empresas públicas. También supone un engaño social pues la Administración pública andaluza sabe perfectamente que un centro de estas características no puede abrirse --ni parcialmente-- sin responsables técnicos o administrativos y nunca puede quedar bajo gestión operativa privada o semiprivada --aunque sea en parte-- por la naturaleza jurídica de los bienes históricos que custodia.